Para abrir el espectáculo, las integrantes de la compañía presentan Desengaño, una coreografía de danza estilizada sobre una soleá por bulerías. Esta pieza combina movimientos delicados con figuras y evoluciones resolutivas y contundentes. Una perfecta simbiosis que permite mostrar en una misma coreografía la versatilidad de las bailarinas. El toque de palillos también es una pieza clave que combina rapidez y matización en base al compás de bulerías, creando una total melodía armónica.

La segunda coreografía, Mucho más que eso, permite a las componentes de G9Danza mostrar sus sentimientos más controvertidos a través de la danza. Con esta parte del espectáculo, la bailarinas hacen un guiño al optimismo pasando de la más dura pena y tristeza hasta la alegría más sublime y profunda. En esta pieza, las bailarinas utilizan el mantón y la bata de cola, dos elementos expresivos de la Danza Española y que habitualmente son desconocidos para el público.

Con Nostalgia de ti, G9Danza llega al punto más álgido del espectáculo. Esta coreografía no deja indiferente a nadie por el cúmulo de sentimientos que se dan en ella. Una oda al amor que te inunda el corazón, que te atrapa, que no te deja respirar, un amor que te invade, un amor sufrido. A través de los pasos y mudanzas coreográficas, las bailarinas plasman en escena el dolor del desamor, ese que te apaga eternamente.

Gracias a ¡Qué me quiten lo bailao!, las bailarinas un giro radical al espectáculo. El humor y la picaresca son la nota predominante en esta coreografía. Las bailarinas interpretan unas sevillanas coreografiadas con palillos y rematadas por tanguillos, palo flamenco que propicia la pantomima que inunda la escena. En esta parte de "9solo9", la compañía traslada al espectador hasta las estampas más canasteras de Andalucía en las que la gracia y el salero son los protagonistas.

 

Para poner el broche de oro, G9Danza interpreta la primera coreografía que crearon, En tierra de nadie, una pieza de danza estilizada y baile flamenco en la que fusionan el aire más terrenal de la seguiriya y la bulería con las cadencias más delicadas de la Danza Española. Todo ello adornado con la distinción del toque de palillos y el movimiento de los abanicos. En definitiva, un disfrute para el espectador que quedará atrapado por este arte tan nuestro.